ULTIMA HORA: Bob Bell, ex director técnico de Mercedes, acaba de firmar con Manor

lunes, 15 de junio de 2015

Gran Premio de Austria 2015. Esperemos que el A1 nos devuelva la F1.

Red Bull RingGran Premio de Austria 2015.
CIRCUITO: Red Bull Ring (Spielberg)
LONGITUD: 4.326 km.
Nº DE VUELTAS: 71 (307.146 km)
CURVAS: 8 (2 a izquierdas, 6 a derechas).
COMPUESTOS: Blandos / Superblandos.
DESGASTE DE FRENO: Medio-alto.

Circuito rápido como pocos, el A1 Ring (me niego a llamarle Red Bull Ring... cosas de ser tan viejo) se presenta por segundo año consecutivo en el Gran Circo. Su recuperación fue uno de los mayores aciertos de la temporada 2014, pero si contamos con la inclusion de Sochi, hacemos balance y el equilibrio sale a devolver. Sus escasas curvas y amplísimas rectas nos van a dejar un fin de semana con mucha velocidad punta y mucha decepción para algunos coches que fueron muy bien en circuitos de velocidad media.


Un poquito de historia.

Como todos los grandes circuitos del mundial, el Red Bull Ring, en sus inicios, no era como es hoy.

El Österreichring, o Circuito de Austria, se construyó en el año 1969. Su longitud inicial era de 5.911 m, que se ampliaron en 31 metros más tras su remodelación en el año 1977. El primer Gran Premio de Austria celebrado en este circuito fue en el año 1970, imponiéndose un mítico Jacky Ickx. En 1987 se abandonó el Gran Premio por su alta peligrosidad.

Hermann Tilke lo remodeló y el circuito volvió al calendario en 1996, esta vez bajo el nombre de A1Ring, debido al patrocinio de la empresa de telecomunicaciones A1 Telekomm. Allí se disputaría de nuevo el Gran Premio hasta el año 2003, en que se desistió de celebrar el evento. Tilke recortó el circuito hasta los actuales 4.326 m, pero con un trazado ligeramente distinto. Ese mismo año 2003, el circuito entró en quiebra y pasó a celebrar diversos eventos culturales, experimentos tecnológicos y competiciones menores.

Sería en el año 2009 cuando la marca Red Bull comprara el antiguo circuito, utilizándolo para sus propias pruebas y, ahora, autorizado a albergar de nuevo el Gran Premio de Austria de Formula 1. La marca quiso remodelar el trazado, añadiendo una sección más, pero fue denegado dicho añadido, dejando el trazado en el mismo que recordaréis del A1 Ring.

 Este circuito tiene un momento cumbre en la celebración de los Grandes Premios que no es nada positivo. En el año 2002, y cuando Rubens Barrichello iba primero, recibió la orden de dejar pasar a Michael Schumacher para que ganara la carrera. Este hecho condujo a la prohibición de las órdenes de equipo hasta el año 2011.

El circuito. Perfil Red Bull Ring

El circuito de Austria es un circuito con largas rectas y curvas rápidas que se antoja más técnico de lo que pueda parecer al principio, pero que va a favorecer claramente a los coches que tengan velocidades punta muy altas. Tras darse la salida, los monoplazas llegan a la única curva del primer parcial, la denominada Castrol Edge enlazando con la larguísima recta que acaba en Remus. Es justo antes de la entrada en este ángulo agudo cuando acaba el primer parcial, provocando una frenada brusca que conllevará sufrimiento para el sistema de freno.

Entrando en Remus pasamos al segundo parcial, enlazando con otra larga recta del circuito. Esta recta nos llevará a Schlossgold, la otra curva lenta del circuito que da saluda a un curvón. Este curvón desemboca en Rauch para finalizar el segundo parcial en la entrada a la recta más corta del circuito.

Desde ahí entramos en la antigua curva Lauda, renombrada Würth, y salimos a la curva 6 para dar a una recta y enlazar rápidamente con las curvas Rindt y Red Bull Mobile, dos curvas en ángulo recto que prometen ser duras para los neumáticos. La salida de la curva 8 desemboca en la recta de meta, que nos llevará a otra vuelta. El mejor tiempo marcado aquí es de 1:08:337 en su último año, por Michael Schumacher. Se espera un tiempo de entre 1:13 y 1:18.

Condiciones mecánicas.

A1 Ring es un circuito muy rápido donde la mecánica Mercedes podrá sacar ventaja y poner su velocidad punta por encima de los demás propulsores. Quizá suponga un desafío mayor para los frenos, que tendrán que soportar fuerzas bastante grandes, debido a las rápidas y fuertes reducciones de velocidad necesarias en este circuito. En Canadá algunos equipos planteaban por radio problemas, pero no fueron tan evidentes como en 2014, con lo que en Austria los problemas para este año podrían estar ya resueltos. En el apartado de neumáticos, nueva apuesta por el superblando, que ya sabemos que degrada bastante poco y es bastante rápido, lo que podría ponernos de nuevo en pocas paradas.


La carrera.

Es la casa de Red Bull Racing, pero ya sabemos como llegan. A los chicos de Mercedes AMG Petronas, actuales líderes, sólo les queda sacar el coche a la pista y vía. Tienen la potencia, velocidad y fiabilidad suficientes como para llevarse el GP de calle, así que lo único que podemos esperar es que luchen entre ellos o que luchen por detrás quienes puedan. Scuderia Ferrari intentará llegar, pero tras perder 40 segundos en Canadá, no se les espera.

Lo más interesante por detrás será el morro corto nuevo de McLaren-Honda. Veremos si funciona mejor que el gasto de token o se comen alguna otra sanción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.