ULTIMA HORA: Nos vamos de vacaciones, como la F1. Volveremos para la previa del Gran Premio de Bélgica. FELIZ VERANO

martes, 22 de noviembre de 2011

Gran Premio de Brasil 2011. Se acaba el mundial como siempre se acabó.

votar

Gran Premio de Brasil 2011
CIRCUITO: Autódromo Jose Carlos Pace (Interlagos, São Paulo, Brasil)
LONGITUD: 4.309 km
NÚMERO DE VUELTAS: 71 (305.909 km en total)
CURVAS: 18 (10 a izquierdas, 5 a derechas)
COMPUESTOS: Super blando/medio
DEGRADACIÓN DE FRENOS: Media

Se acaba el mundial de 2011, regido por el puño de hierro de Vettel y Red Bull. Y se acaba en un circuito tradicional como el de Interlagos. Llevábamos dos años sin volver a vivir el cierre de temporada en Sao Paulo. Y la verdad es que si Australia merece la apertura, Brasil merece el broche.

Un poco de historia

El circuito de Interlagos está construído en un suburbio de São Paulo, entre dos lagos artificiales construidos para abastecer de agua y electricidad a la populosa ciudad brasileña. Debe su nombre a un piloto brasileño fallecido durante la década de los setenta, aunque se le sigue conociendo por su nombre original. Una curiosidad del circuito es que en su interior hay un circuito de karts en honor al piloto brasileño más grande de todos los tiempos: Ayrton Senna.

El circuito original inició su construcción en 1938, tras el desastre del Gran Premio que transcurrió en la ciudad y que acabó con cuatro muertos y treinta y siete heridos, después de que el piloto francés Hellé-Nice perdiera el control de su Alfa Romeo. Se inauguraría dos años más tarde, por culpa de las intensas lluvias, que llevaron a retrasar la apertura del autódromo. Sin embargo, la primera carrera de Formula 1 no se celebraría allí hasta 1972, año en que Emerson Fittipaldi ganó el Gran Premio de su país.

Durante los siguientes años, alternaría la organización del GP con Jacaperaguá, el circuito de Río de Janeiro. 1978 y los años entre 1982 y 1988 vieron cómo Interlagos se alejaba del Circo, para recuperarse la organización del mismo en 1989. Tras esta vuelta de Interlagos a la Formula 1, el circuito ha sufrido numerosas remodelaciones para ajustarse a las especificaciones técnicas y de seguridad de la FIA, hasta llegar a ser lo que es hoy.

El circuito

El circuito de Interlagos se corre en sentido contrario a las agujas del reloj. Así, desde la recta de meta, un tramo larguísimo pasamos a las dos primeras curvas, las llamadas S de Senna. Desde ahí, vamos acelerando en una curva muy abierta hasta llegar a la llamada Curva del Son y la recta de atrás, para bajar por las curvas cuatro y cinco a la tercera recta del circuito. Este segundo sector se llenará de curvas alternantes entre rápidas y lentas pasando por la Herrradura, Laraijinha, Pinheirinho y el Pico de Pato. El segundo sector desemboca en Mergulho que enlaza con la curva número doce. Desde aquí, las curvas trece y catorce, abiertas y rápidas, desembocan en la subida de boxes y la temible ascensión de la recta de meta. En Interlagos, las subidas y bajadas, además de su segundo sector, serán el punto determinante para los pilotos y los coches.

Detalles técnicos

Interlagos es un circuito muy duro para los motores. No por la sucesión de curvas rápidas, rectas o el tiempo que se pase con el acelerador a fondo, sino por la cantidad de subidas y acelerones que sufrirán los propulsores. En este sentido, el motor sufre en demasía, siendo Interlagos uno de los más duros tradicionalmente.

Otro elemento que sufrirá, pero menos, será el freno. Durante los sectores 1 y 3, el monoplaza apenas tendrá que corregir la velocidad un par de veces, pero en el sector 2 las velocidades se cambian bastante para poder afrontar toda la serie de curvas que lo componen. A pesar de que la velocidad no será muy elevada en el tramo, el tener que mantener los discos a la temperatura óptima de frenada causará una degradación media en la cerámica.

Los neumáticos Pirelli sufrirán un desgaste medio. El asfalto, renovado hace un año, aún seguirá siendo abrasivo, lo que provocará un mayor desgaste de los blandos y un mejor calentamiento de los más duros. De todos modos, la lluvia, que hará acto de presencia con casi toda seguridad, dará alguna opción más a los pilotos, manteniendo las gomas conservadas durante algo más de tiempo, aunque sea poco. Seguramente, veremos cómo las gomas de lluvia intermedias sufrirán más, pues, si la pista se seca, se van degradando con una velocidad enorme.

¿Qué ocurrió en 2010?
Puedes recordar cómo te lo contamos aquí.

No hubo piedad para Hulkenberg con su primera pole en la F1. Los grandes gallos le sobrepasaron a la mínima. Sobre todo los coches de Red Bull. Estos consiguieron quince segundos de ventaja sobre un Alonso que se las vio con el alemán para poder sobrepasarle y se acabó la carrera. Vimos un espectáculo muy aburrido en el que ni siquiera la salida del Safety car pudo jugar algo de emoción. De Interlagos aún saldrían con opciones a ganar el mundial tres pilotos. La jugada estratégica de Red Bull había comenzado a fraguarse.

La carrera

Y como aficionados sólo podemos decir: por fin. Por fin se acaba el mundial de 2011 con ese aplastante dominio. Veremos la última carrera, rendiremos loor a Pirelli y el DRS por lo que han hecho por los adelantamientos y desearemos, con todo nuestro corazón, que llegue la temporada 2012. Queremos otro 2010.

Visto para sentencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada